Menu
¿No encuentras lo que buscas? Búsqueda avanzada
El fantasma de Canterville. El crimen de lord Arthur Savile

El fantasma de Canterville. El crimen de lord Arthur Savile

Autor/a Oscar Wilde
Ilustrador/a Fátima García

En este volumen se dan cita dos de los cuentos más emblemáticos de Oscar Wilde, El fantasma de Canterville y El crimen de lord Arthur Savile. En el primero, un pobre fantasma pretende asustar a los nuevos habitantes de la mansión; pero no solo no lo logra sino que acaba siendo víctima de las travesuras de los dos pequeños de la familia.

En este volumen se dan cita dos de los cuentos más emblemáticos de Oscar Wilde, El fantasma de Canterville y El crimen de lord Arthur Savile. En el primero, un pobre fantasma pretende asustar a los nuevos habitantes de la mansión; pero no solo no lo logra sino que acaba siendo víctima de las travesuras de los dos pequeños de la familia. En El crimen de lord Arthur Savile, el joven lord intenta cometer cuanto antes un asesinato que parece escrito en su destino. Dos relatos inolvidables, pequeñas obras de arte representativas de lo mejor de su autor.

Formato

Oscar Wilde

Oscar Wilde escritor, poeta y dramaturgo británico-irlandés nació el 16 de octubre de 1854 en Dublín, en el seno de una familia protestante irlandesa Fue el segundo de tres hermanos de una familia acomodada: su padre, Sir Williams Robert Wills Wilde, fue médico cirujano; y su madre, Jane Francesca Elgee, era una escritora de éxito y una nacionalista de la causa irlandesa. Wilde estudió en casa hasta los nueve años, y luego, en diferentes colegios de Irlanda donde destacó como joven inteligente y sensible. Durante su etapa escolar murió su hermana Isola. Gracias a una beca pudo ingresar en 1874 en el Magdalen College, de Oxford, donde continuó sus estudios hasta 1878. Durante su estancia en este colegio falleció su padre, el 19 de abril de 1876. El «movimiento estético» se propagó en esta época entre ciertos segmentos de la sociedad poniendo de moda las actitudes lánguidas y las vestimentas exageradas. Ya desde su estancia en el Magdalen Collage, Wilde adoptó este movimiento y sus signos externos: comenzó a llevar el pelo largo y a desdeñar abiertamente los deportes llamados «masculinos». En noviembre de 1878 se graduó en el Magdalen College con la mejor nota posible. Oscar Wilde regresó entonces a Dublín, donde se enamoró de Florence Balcome que no le correspondió por lo que el joven decidió abandonar Irlanda en 1878. De ese modo pasó los siguientes seis años de su vida en Londres, en París y en Estados Unidos, adonde viajó para dar diversas conferencias. En 1884 se casó en Londres con Constance Lloyd, hija de Horace Lloyd, consejero de la reina, cuya dote permitió a la pareja vivir desahogadamente. Con ella tuvo dos hijos. En enero de 1882 el empresario Richard D'Oyly Carte contrató a Wilde para dar un ciclo de conferencias en Estados Unidos. En realidad, le interesaba garantizarse el éxito de la gira por ese país de la opereta «Patience» que ridiculizaba el esteticismo. Para ello quería asegurarse de que el público americano estuviera al tanto de la excéntrica personalidad de este personaje británico. De regreso a Gran Bretaña, el escritor trabajó como corrector para la «Pall Mall Gazette» desde 1887 a 1889. Después de este periodo, se convirtió en el editor de «Woman's World» (Mundo Femenino). En 1895, estando en la cima de su carrera, Wilde protagonizó el más sonado proceso judicial del siglo, que escandalizó a la puritana sociedad victoriana de su época. Fue acusado de sodomía por el padre de lord Alfred Douglas, el marqués de Queensberry. El juicio, se celebró en mayo de 1895 y el escritor fue condenado a dos años de trabajos forzados que lo arruinaron material y moralmente. Su peripecia en prisión fue descrita en dos de sus obras: «De Profundis», extensa carta dirigida a lord Alfred Douglas, y el poema «The Ballad of Reading Gao». Desengañado de la sociedad inglesa, Wilde pasó el resto de su vida en París donde se convirtió al catolicismo y donde muy pronto murió, el 30 de noviembre de 1900. Entre sus obras destacan: «El retrato de Dorian Gray» (su única novela) y numerosos relatos breves como «El crimen de lord Arthur Saville», «El fantasma de Canterville». Entre sus cuentos cabe mencionar «El príncipe feliz y otros cuentos» (1888). Fue también autor dramático; entre sus obras teatrales destacan las comedias «El abanico de lady Windermere», «Una mujer sin importancia», «Un marido idea»l y «La importancia de llamarse Ernesto». Fruto de su vena poética conviene mencionar su libro «Poemas», publicado en 1882 y el extenso poema «Rabean» que ganó el prestigioso premio Newdigate en 1878.

Libros similares